Telefónica dispone en el mercado alemán de una OMV denominada Fonic. Esto no sería nada destacable si no fuera porque Telefónica ya disponía de un operador propio desde mucho tiempo antes (el conocido O2). Hace 15 días aproximadamente, en el mundo de la blogosfera y los periódicos podíamos leer comentarios y noticias sobre la buena marcha de Fonic. Aprovechando esto, Xatakamovil lanzaba una pregunta al aire, las grandes operadoras de España … ¿podrían lanzar sus propios virtuales?

Seguro que tras leer ese artículo, muchos habrán pensado que por qué demonios iba Movistar, Vodafone u Orange a competir consigo mismos lanzando nuevas compañías. Al principio puede parecer contradictorio, pero la realidad es que esta es una técnica muy común que se engloba dentro de la segmentación de mercado.

Cuando váis al supermercado, podréis observar que casi siempre suelen tener una línea de productos propia. Alcampo tiene Auchan, Mercadona tiene Hacendado, etc. Estas marcas suelen ser bastante más baratas que las de las marcas conocidas. Sin embargo, lo que quizás no sabíais, es que en la gran mayoría de casos son las propias marcas “caras” las que fabrican los productos, y se lo venden como marca blanca a los supermercados, que finalmente lo etiquetan con el nombre de su propia marca. Esta es una manera muy típica de segmentar el mercado. ¿Cuáles son sus ventajas para la empresa que fabrica el producto?

  • Se aseguran un volumen alto de negocio todos los meses al tener contratada la fabricación.
  • El ofrecer dos productos diferenciados les permite llegar a más clientes. Habrá quien no estaría dispuesto a pagar el precio más alto y compraría el producto d eotra compañía. De esta manera, las ventas se quedan “en casa”, aunque sea con menor beneficio.
  • Muestran una congruencia con el concepto de mercadotecnia, al orientar el producto, el precio y los canales de distribución al cliente.
  • Compiten más eficazmente en determinados segmentos.
  • Ofrecen al consumidor mayor posibilidad de elección.

Bajo este pretexto, no es descabellado pensar que los grandes operadores de España puedan lanzar sus propios operadores móviles virtuales. De esta manera, podrán mantener a los clientes que no están dispuestos a pagar altos precio habiendo otros más bajos en las OMVs, aunque sa bajo un nombre distinto. Mientras tanto, habrá otros muchos miles de clientes que preferirán seguir confiando en su operador de toda la vida por la imagen de marca que tienen de ella o por los servicios que le ofrece. Ya sabéis eso que se dice de más vale malo conocido que bueno por conocer.

Otros artículos relacionados

Enlaces relacionados

Suscribete a los comentarios o deja un trackback