A finales del mes de Julio, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, anunció que el objetivo del Gobierno era que el tiempo máximo para realizar una portabilidad fueran 48 horas. Así se establecía en la Carta de Derechos y Obligaciones para los Usuarios de las Telecomunicaciones.

Pues parece que Miguel Sebastián se quedaba corto en su anuncio. La CMT (Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones) en su circular sobre portabilidad a la que tuvo acceso el diario LA GACETA, anunciaban que “la implementación técnica de la portabilidad deberá ser suficientemente flexible para poder acomodar futuras reducciones de los plazos de ejecución efectiva de la portabilidad con el objetivo de llegar a realizarla en 24 horas“.

Para conseguir este difícil y beneficioso objetivo, se creará una nueva entidad que centralizará todo el proceso, parecida a la Asociación de Operadores para la Portabilidad, que ya existe para los servicios de telefonía fija y cuya tecnología está gestionada por Informática El Corte Inglés. Los operadores ya han mostrado su deseo de que sea la empresa consultora Political Intelligence la que gestione esta tarea.

Antes del 31 de Enero, los operadores deberán facilitar al regulador la forma en que se accederá a la información de sus bases de datos y las medidas que adoptarán para que todo el proceso se realice en el tiempo estimado.

La otra medida que destaca de la circular es que los operadores tendrán la obligación de no bloquear las portabilidaddes “por ninguna razón derivada del contrato suscrito entre el abonado y el operador donante“. Entre otras cosas, esto quiere decir que un operador no podrá impedir la salida a un cliente por el impago de facturas previas o por reclamaciones relacionadas con los terminales subvencionados.

Las consecuencias de una decisión de esta magnitud son varias:

  • Por un lado, el usuario que decida hacer un cambio por necesidad, podrá tenerlo hecho de un día para otro, sin tener que andar esperando entre 5 y 10 días que es lo que viene tardando las portabilidades actualmente.
  • Por otro lado, si actualmente existe descoordinación entre unos operadores y otros, aumentarán los casos en los que el usuario sea de la nueva compañía antes de tener el terminal asociado a ella. Por lo que si no dispone de un móvil libre, no podrá disfrutar del servicio de telefonía móvil del nuevo operador, y tampoco del antiguo.
  • Se reduce el tiempo de reacción del operador donante para realizar una contraoferta. En la actualidad, cuando se solicita una portabilidad, el operador que va a ceder la línea llama al usuario para realizarle una oferta para que cancele la portabilidad y permanezca en la compañía (eso sí, firmando un nuevo compromiso de permanencia). Las ofertas de este estilo van desde terminales rebajados a descuentos en la factura de hasta un 30%.

Habrá que esperar hasta el año que viene para ver cómo funciona realmente este nuevo sistema.

Vía: Negocios.com

Otros artículos relacionados

Enlaces relacionados

Suscribete a los comentarios o deja un trackback